Crecer feliz
Mama a la ultima
25 / mayo / 2012

Victoria Beckham: tacones y pasteles

“Solo soy una madre trabajadora más con un montón de hijos”, declaraba Victoria Beckham a The Mirror hace unos días. Me encanta el poder de reinvención de esta chica. Ya no quiere ser celebrity frívola/esposa de guapo futbolista. Ella es madre de cuatro hijos y diseñadora de éxito. Y hasta tiene un punto intelectual. La unión de estas nuevas facetas cristalizó en la Semana de la Moda de Nueva York: Vicky presentó su nueva colección en la biblioteca pública de la ciudad e incluyó un bolso con el nombre de su hija Harper.

 

 

Victoria Beckham encuentra en su familia la inspiración. “Mi familia me inspira mucho. Un día estaba en la cocina y entró Romeo, corriendo con unas pelotas de béisbol en la mano; de ahí viene la inspiración de los deportivos cuellos redondos que he puesto a algunos vestidos. Y los graciosos sombreritos que veréis en las modelos están inspirados en unas gorras que siempre lleva David”, dice. Leed atentamente la frase porque Victoria asegura que estaba en la cocina. Y si no dais crédito, aquí tenéis la prueba. Posh hace cupcakes y aperitivos británicos y , además, los sirve de una forma espectacular. Y sube la foto a twitter.

 

No os agobiéis si nos sois como Beckham. Hasta ella tiene sus fallos. Hace un mes se olvidó a su hijo mayor en la cocina de su mansión de Los Ángeles. “Me monté rápidamente en el Range Rover para llevar a Brooklyn al colegio. Instalé la sillita de Harper, conecté el iPod y salí directa hacia la escuela. Iba conduciendo, hablando por el manos libres, cuando de repente miré por el retrovisor y me dije: ¡Mierda, mierda! He olvidado a mi hijo”, confesó Vicky en la revista Vanity Fair. Encima es humana. Ains.

 

 

¿Qué es lo que más me gusta de ella? Que jamás se baja de los taconazos. Ni cuando lleva a Harper en brazos. Yo ya le hubiera roto la crisma a la niña. Y eso que me encantan los tacones, pero jamás los he podido combinar con mi hijo. No pegan. Victoria lo hace y consigue que parezca fácil. Ahí lo dejo.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

  • 1. m&company  |  25 de mayo del 2012 a las 21:52 pm

    Con esos tacones ni apoyándome en las paredes podría, me sentiría como mi hijo que está aprendiendo a caminar…
    Lo de Victoria es admirable, comomes de mujeres más, con familia, casa que atender, trabajo, estudios…y seguro que con menos. De todas formas me gusta mucho, si sonriera un poquito más. Bss!
    http://mcompany-bymrn.blogspot.com.es/

  • 2. Miguelita  |  27 de mayo del 2012 a las 18:01 pm

    Tenéis razón, yo me vería incapaz de llevar esos taconazos y un bebé-niño en brazos…. De hecho yo me subo a los tacones solamente cuando voy sin niños, una o dos veces al año. De todas formas, como vamos con el Arnidol en el bolso, si no es para ellos, es para nosotras ;-D

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


+ tres = 7

Subscríbete a los comentarios via RSS

css.php