Crecer feliz
Mama a la ultima

Archivo de julio, 2012

23 / julio / 2012

Prohibida la entrada a niños

Cuando mi hijo tenía un año, se me ocurrió ir a Mallorca con él. Era verano y pensé: “Tengo derecho a vivir, aunque sea madre”. Así que ni corta ni perezosa le embarqué en un avión rumbo a las islas Baleares. Lo de viajar en low cost ya tenía su aquel y tuvimos que esperar cuarenta minutos montados en el avión y sin aire acondicionado. Cuento todo esto para justificar la mayor rabieta/llantina/ataque de gritos desaforados que mi hijo ha sufrido en toda su vida.

 

Fue horrible. Hubiera preferido viajar en el avión de Lost. Mi hijo gritó, lloró, pataleó y mordió durante 25 minutos sin interrupción, un lapso de tiempo que me pareció más largo que la carrera de Madonna. Yo no miraba alrededor, pero estoy segura de que provoqué ataques de castidad y picos en la compra de antoconceptivos. Cuando mi hijo al fin se calmó, en un ataque de responsabilidad ciudadana y solidaridad viajera, me levanté y dije en voz alta: “Ya sé que todos me odian. Sé que piensan que soy una mala madre de niño insoportable. No tengo excusa, solo les explico que a veces no se puede controlar a un bebé histérico. No voy a invitarles a una ronda (entre paréntesis, no saben lo que cuestan los pañales) pero les pido, de corazón, disculpas”.

 

La niña del exorcista


La gente es buena. En el avión me aplaudieron y todo, algunos me riñeron cariñosamente y otros me brindaron consejos del tipo: en el mercado negro hay anestésicos eficaces que no hacen daño a los niños. Nunca olvidaré a los pasajeros de ese aparato, como los que viajaban en el avión de Viven nunca olvidarán a los compañeros que se tuvieron que comer en los Andes. ¿Por qué cuento esto? ¿Por qué, una vez más, me voy por las ramas?

 

Las gemelas de El resplandor

 

Esto viene a cuento del último artículo de El País sobre los espacios libres de niños, hoteles y restaurantes solo para adultos, donde los menores tienen vetada la entrada. Porque molestan. Porque estropean la experiencia gastronómica o aérea o relajante. ¿Queréis que me posicione? Pues sí, me parece discriminatorio. Y me explico.

 

Los angelitos de El pueblo de los malditos

 

Los niños a veces son un coñazo. Hasta los más educados. Gritan, se pasan por el forro las convenciones sociales, miran fijamente, corretean. Lloran, y el llanto de un niño está diseñado por la naturaleza para ser un instrumento de tortura. Pero son parte de la sociedad. Como los ancianos y los enfermos. No todos somos adultos atractivos en la flor de la edad. Convivir con niños es parte de nuestra responsabilidad social. Educar a esos niños y procurar que no molesten a los demás es parte de la responsabilidad de los padres. Además, los que hemos decidido concebir no podemos irnos a vivir a una isla desierta. A cambio, nuestros hijos pagarán sus pensiones (eso esperamos). Siendo todos responsables y pelín solidarios nos ahorraremos esconder a los miembros “molestos”. Los padres, los primeros.

 

Damien, el pequeño demonio de La profecía

 

Y si todo falla, está bien llevar en el bolsillo dinero para chantajes. O anestésicos del mercado negro para adultos irresponsables.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

11 Comentarios

20 / julio / 2012

¡Últimas rebajas!

Para despedir la semana os traigo las últimas rebajas para bebé, niño y niña. Todas las prendas están rebajadas un 60 o un 70%. ¡Felices últimas rebajas!

 

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

6 / julio / 2012

¿Qué será de Suri Cruise?

Esta semana está siendo de lo más movidita. Y no lo digo por mí, que no me muevo de mi puesto de trabajo (yo ahí lo dejo). Lo digo por las celebrities, que me tienen en un sinvivir. En concreto, la celebrity infantil por excelencia: Suri Cruise.

 

 

La noticia bomba a principios de semana era el divorcio de los padres de Suri, aunque, como decía mi madre, “eso ya se veía venir. Siempre fueron una pareja raruna”. Mi progenitora, que es muy de conspiraciones, tenía la teoría de que Tom Cruise había abducido  a Katie Holmes, y que los dos vivían en una dimensión cienciológica y oscura. Katie se ha escapado y seguro que dentro de nada vuelve a aparentar la edad que tiene.

 

 

El matrimonio de Tom Cruise y Katie Holmes ha durado cinco años. Sería Katie la que habría presentado la demanda de separación en un tribunal de Nueva York, citando “diferencias irreconciliables”. Ella ha reclamado la sola custodia de la hija de ambos. Parece ser que Tom se llevó una sorpresa mayúscula. Primer matrimonio para ella, tercero para él –tras los fallidos con Mimi Rogers y Nicole Kidman, con quien adoptó dos hijos-, la pareja tenía un acuerdo prematrimonial que facilitará el reparto de sus 275 millones de dólares.

 

 

La última vez que se vio en público y juntos a la pareja fue el pasado mes de marxo. La actriz no ha asistido a ninguno de los estrenos de Rock of ages, la última película de su todavía marido. Las más recientes instantáneas de Cruise son de esta semana, en Islandia, donde Tom está rodando el filme Oblivion. De Holmes y la pequeña Suri hay imágenes en Nueva York, entre otras cosas, haciendo la compra como una madre y una hija más.

 

 

 

¿Qué pasará ahora con nuestra Suri? ¿Se quedará con Katie o con Tom? ¿Seguirá gastando dinero a espuertas? Os mantendré informadas.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios

css.php