Crecer feliz
Mama a la ultima

Archivo de agosto, 2012

21 / agosto / 2012

Carteras para la vuelta al cole

Mi hijo ya tiene tres años y empieza el colegio. Esta semana le he comprado el uniforme, por el que me han cobrado un pastón (que me he gastado 300 euros en la popular planta de niños de unos grandes almacenes). Estábamos en plena ola de calor y yo probándole esos pantalones de lana gris con los que parece un viejito bajito y cabezón. ¿Ya voy a ir al cole? Sí, cariño. ¿Todos los días? Todos los días, amor. Todos los días. Buff, hasta a mí me agobia. Sé que mi pequeño asocial va a pasarlo fatal, así que he pedido vacaciones para acompañarle durante la primera semana y así lo pasamos mal juntos.

 

Yo lo pasé mal en el cole. Ahora que soy mayor puedo confesarlo: las monjas, el rosario, el patio gris, las aulas pintadas de marrón, la pizarra, las otras niñas… Todo se confabulaba para entristecerme. Yo quería estar en casa, leyendo, con mi madre, sin hablar con nadie. Mi hijo ha salido a mí. Podía haber salido a Paz Padilla y carecer de pudor pero ha salido a mí. Como le conozco como si le hubiera parido, sufro.

 

Todo esto es entre nosotras. A él, ni una palabra. Bueno, miles de palabras para contarle todo lo que va a aprender y a jugar y los amigos que tendrá. Voy a hacer la últimas compra: la cartera para que meta sus cuadernos y sus lápices. Aquí os traigo una muestra de carteras para dos estilos de vuelta al cole: vintage, con sabor a internado británico, y flúor, para ponerle un poco de color a este otoño. 


 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 Comentarios

css.php