Crecer feliz
Mama a la ultima

Archivo de Noviembre, 2012

30 / Noviembre / 2012

Embarazada: sigue a estas blogueras

Por fin es viernes! Para recibir al fin de semana traigo un consejo para futuras mamás que no saben qué ponerse. Hedvig Opshaug, la bloguera de The Northern light, está embarazada. Es una gran oportunidad para inspirarse en su estilo sobrio y elegante.  Acompaño esta recomendación sobre tendencias en el embarazo con otra más personal. No os perdáis a Alicia, la bloguera de Mi embarazo: un poco de autobombo. Es tierna, divertida, curiosa, sensible y muy generosa por compartir los detalles más íntimos de su gestación con todas nosostras.

 

Aquí os dejo los últimos looks de la chica de Northern Light. Disfrutad del fin de semana!

 

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

8 Comentarios

22 / Noviembre / 2012

Madres con estilo: Miranda Kerr

Mango ha anunciado que ya tiene sustituta para Kate Moss como imagen de la marca. Será Miranda Kerr, y se estrena con la próxima campaña de Primavera-Verano 2013. Aprovechando este anuncio, os enseño las últimas fotos de la modelo y su hijo Flynn. Ya hice un post con esta bellísima madre y su precioso hijo que podéis volver a ver aquí.

 

 

 

 

 

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

4 Comentarios

19 / Noviembre / 2012

Calcetines felices y emparejados

Hoy voy a hablar de calcetines. Las trendsetters como yo (ejem, ejem) hablamos poco de calcetines y demasiado de zapatos. Yo antes menospreciaba a los calcetines, salía de casa sin ellos aun en lo más crudo del crudo invierno, los consideraba los parientes pobres de los glamourosos zapatos.  Ahora que sé más sobre el estilo, los adoro. Enséñame unos calcetines y te diré cómo es su dueñ@. Son la guinda de la indumentaria, un detalle de buen gusto mucho más expresivo que un Ferrero Rocher.

 

Además, los calcetines son como los pingüinos: se emparejan hasta la muerte. No sobreviven sin su gemelo.  Por más que intenten separarse colándose por las tuberías de las lavadoras, no se entiende un calcetín sin el otro. Después de hacer la colada, cuando nos damos cuenta de que un calcetín se ha quedado solo, esperamos un tiempo prudencial, por si su pareja se arrepiente y vuelve. El calcetín solitario agoniza en un cajón de la cómoda y un día, uno de esos fatídicos días de cambio de armario, termina en la basura. Adiós a este humilde abrigo de los pies fríos.

 

Yo ahora que tengo un hijo, prefiero hacer marionetas con los calcetines desparejados, para que vuelvan a sentirse útiles. Lo mismo que las viudas se apuntan a clases de baile o aquagym, los calcetines solitarios encuentran una segunda vida en el showbusiness. Y dan mucho juego, os lo aseguro.

 

Como siempre, os cuento mis delirios antes de mostrar lo último en calcetines para niños. Yo aún guardo alguno de cuando mi niño era un bebé y no le olían los pies, algo que ocurre a una edad demasiado temprana para mi gusto. Aquí tenéis calcetines felices y emparejados que buscan pies amigos y helados.

 

 

 

 

De arriba a abajo y de izquierda a derecha: Pack de dos pares de Happy Socks (10 €). Pack de dos pares de Etiquette Clothiers (15 €). De Kidscase (10 ). De Stella McCartney (20 €). Pack de dos pares de Happy Socks (10 €). De Le Marchand d’etoiles (9 €). Pack de dos pares de Happy Socks (10 €). Pack de dos pares de Happy Socks (10 €). De Bobo Choses (15 €). De Bobo Choses (15 €). De April Showers (15 €). Pack de dos pares de Etiquette Clothiers (15 €).

 

 

 

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 Comentarios

4 / Noviembre / 2012

Pequeñas mentiras con importancia

Desde que tuve a mi hijo me cuesta mucho mentir. Incluso esas mentiras de madre, las que tienen por objeto que se tome una medicina, calmar una rabieta o que se termine el desayuno antes de ir al cole. Y es difícil llegar al final del día sin soltar pequeñas mentiras que te facilitan la vida y las relaciones personales y laborales. Aclaro: tampoco me he vuelto loca y voy soltando lo que se me pasa por la cabeza. Sé distinguir la verdad del insulto y de la falta de educación y de tacto. Y sé cuáles son las diferencias entre la mentira y la imaginación y la fantasía. Solo digo que ahora me cuesta mentir. Por puro egoísmo. No quiero decepcionar a mi hijo y no quiero que me mienta. No deseo que calle sus tristezas ni eluda sus responsabilidades.

 

 

Para entender la mentira, está la literatura. Siempre me han fascinado los grandes mentirosos de ficción. Mi preferido es Gregorio Olías, el protagonista de Juegos de la edad tardía, de Luis Landero, pero también me encanta Tom Ripley. Aquellos que empezaron su carrera falsaria con una mentira banal y en torno a ella construyeron toda una vida. Esos que demuestran que mentir es cansado, complicado y que, como decía Sófocles, “una mentira nunca vive hasta hacerse vieja”.

 

 

Mentir es falsear pero también ocultar. Mentir es no aceptar la realidad pero también querer imponer una realidad retorcida a los otros. Para mentir hace falta traicionar nuestra memoria y forzar la memoria de los demás. No existen mentiras piadosas o necesarias, leves o graves, solo existen mentiras ocultas y descubiertas.

 

 

Toda esta disquisición viene a cuento de Pinocho. Le he comprado a mi hijo El nuevo Pinocho, ilustrado por Antonio Saura. Pinocho es uno de esos cuentos infantiles crueles (de la crueldad en la literatura infantil clásica ya hablaremos otro día, acordaos de la pobre cerillera, una historia solo apta para psicópatas) que yo nunca llegué a leer.

 

 

Ahora voy a hacerlo junto a mi hijo porque es el cuento que elegió él en nuestra última visita a ese paraíso para amantes de los libros que es La Central. “Érase una vez un tronco de madera. Un leño muy corriente, que un buen día encontró un maestro carpintero en su taller”. Así empieza el clásico de Carlo Collodi con el que voy a intentar contarle a mi hijo qué significa mentir. Y que hay que ser muy valientes para aceptar la verdad sobre nosotros mismos.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 Comentarios

css.php