Crecer feliz
Mama a la ultima
23 / abril / 2013

Una habitación propia

Yo hablo mucho de libros. Aquí y en mi casa, con mis amigas, con mi madre, con mi hijo. Hoy, en el Día del Libro, voy a hablar de habitaciones para niñas, en homenaje a una escritora, Virginia Woolf, y a uno de sus libros, Una habitación propia. El libro trata sobre escritoras, la dificultad que encuentran las mujeres para dedicarse a la literatura. Woolf asegura que una mujer necesita una habitación propia y ciertos ingresos para escribir. Virginia Woolf es una escritora inmensa: en este libro habla de su hartazgo de mujer que quiere librarse de corsés y condescendencias masculinas, y también habla de la felicidad de escribir y de leer, del descubrimiento emocionante del libro. La literatura es una habitación con la puerta y las ventanas abiertas para que entre quien quiera, y busque lo que necesita. Hoy hablo de habitaciones de niñas para hablar de libros, de literatura y de nuestras hijas (aunque yo tenga un niño), porque de ellas es el futuro, un futuro de libertad y creatividad.

 

La habitación de Virginia Woolf

La habitación de Virginia Woolf

 

Ahora, un shopping de habitaciones para niñas, en tonos pastel.

Escritorio y silla violeta de Laurette (475 €). Escritorio y silla violeta de Laurette (695 €). Mesa en verde de Les Gambettes (170 €). Biblioteca Milhojas en rosa (490 €). Escritorio de Les Gambettes (425 €). Escritorio rosa de Laurette (595 €).

 

desk-class-and-its-workshop-chair-purple

 

desk-l50-purpledesk-reacutegine-bluebookcase-millefeuille-old-pink

 

vera-table-with-drawer-old-pinkdesk-l65-old-pink

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 Comentarios

css.php