Crecer feliz
Mama a la ultima
4 / agosto / 2013

Lactancia: más apoyo, más información

Leo muchos blogs de otras madres, revistas de familia y foros de maternidad y me doy cuenta de que el tema de la lactancia no se ha resuelto. No lo hemos resuelto nosotras, las madres, pero sobre todo la sociedad en la que vivimos. Se hace del tema un motivo de polémica. Se somete a la madre reciente a un bombardeo de falsos mitos y presiones sociales y laborales, no existe apoyo ni información suficiente para que pueda tener una lactancia sin problemas, se culpabiliza a las que se deciden por el biberón y también a las que quieren prolongar el amamantamiento. Se trata, además, de un tema en el que todo el mundo (tu suegra, el cuñado, la colega de despacho, la mamá del parque y el cartero) tiene una opinión y está socialmente aceptado que se la haga saber a la madre. Lo que no está tan socialmente aceptado es que la madre dé el pecho hasta que ELLA DECIDA. Os recomiendo la sección de lactancia de Pilar Martínez en su blog Maternidad continuum y también que le echéis un vistazo al carnaval de blogs sobre la lactancia en el que muchas madres blogueras cuentan sus experiencias, muy diversas.

 

Fotos de José Bravo para el libro Lactancia

Fotos de José Bravo para el libro Lactancia

 

Yo también tengo una opinión, está claro, y sobre todo, tengo una experiencia sobre la lactancia maravillosa y no exenta de dificultades y de interferencias. Al final, solo recuerdo a mi hijo agarrado a mi pecho y una sensación de bienestar muy especial que nunca podré olvidar. Jamás sentí dolor, nunca dudé de que mi leche era lo mejor y suficiente para alimentar a mi hijo y lo fui dejando progresivamente (después de seis meses de lactancia exclusiva y tres meses más de amamantamiento complementario a la alimentación) porque me suponía demasiado sacrificio seguir conciliando la lactancia con mi vuelta al trabajo. Me hubiera gustado tener, en ese momento, ayuda para seguir dando el pecho. Porque si hay algo cierto es que la sociedad y las empresas apenas apoyan a la madre lactante. Y tampoco se le informa adecuadamente. Esa es mi experiencia, y no pretendo que sea otra cosa. Respeto lo que decida cada madre: ella y solo ella sabe de su circunstancia y de su maternidad.

 

Fotos de José Bravo para el libro Lactancia

Fotos de José Bravo para el libro Lactancia

 

 

Si quisiera recordar un libro, Lactancia (Litera), que muchas de vosotras ya conoceréis. Todas las fotos que ilustran este post son suyas. Este proyecto de Juan Romero, Noelia Terrer y Jose Bravo no es como otras publicaciones sobre lactancia. Jose fotografió a 29 mujeres en sus casas, en su día a día, con un resultado bellísimo. El texto de Noelia se centra en la visión y experiencia de las madres, su propia visión, en qué comporta realmente dar pecho hoy en día y lo hace con un texto frescO y emotivo. El editor, Juan, creó un libro precioso, y él asegura que como padre quería ver en el mercado un libro sobre lactancia real. Como explican en el propio texto “este libro nos cuenta cómo es dar teta hoy (no cómo tiene que ser, ni cómo querríamos que fuera, ni cómo nos dicen que es).  En este libro hay fotos preciosas, reales, íntimas, naturales, cotidianas y cercanas de mamás que dan la teta, que desayunan, que pasean, que trabajan, que duermen, que van al baño, que se han operado o que tienen más bebés y siguen dando teta y disfrutan y se agotan y se esfuerzan y sienten montones de cosas, algunas buenas y otras no tan buenas”.

Lactancia

 

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 Comentarios

  • 1. Bego  |  5 de agosto del 2013 a las 21:27 pm

    Raquel,
    La lactancia es un tema problemático para todas las madres. Está muy bien la lactancia materna, pero creo que la sociedad, el sistema sanitario, debería dejar elegir a la mujer y no acorralarla ni juzgarla por la decisión que toma. Se debería apoyar por igual a la mujer que decide dar el pecho como a la que decide tomar el biberón y eso, hoy por hoy, no es así. Es cierto que no hay facilidades laborales para amamantar pero te aseguro que las que optamos por la lactancia de fórmula hemos tenido que pasar por todo tipo de críticas y por que la Seguridad Social pase de nosotras en la clases de preparto.
    Dicho esto, mi opinión es pro-biberón total. Para mí, el papel de madre y el vínculo va más allá de la alimentación y de la teta; de hecho, repartir todas las tareas de cuidado de mi hijo con mi padreja me pareció lo más democrático y justo (y, para él, un regalo que no tengo derecho a quitar) del mundo. No por ello me sentí menos mamífero ni menos racional ni, por supuesto, menos madre.
    Gracias por tu blog y sigue así 🙂

  • 2. Raquel  |  5 de agosto del 2013 a las 21:50 pm

    Conozco tu opinión, sé lo estupenda madre que eres y también lo justa. Es un tema muy íntimo en el mucha gente no se encuentra totalmente aceptada ni arropada. Ya sabes lo que yo sentí cuando volví al trabajo y sabes que jamás le he dicho a nadie lo que tiene que hacer ni con la lactancia ni con nada. Soy pro teta pero ¡con mi teta! Besos y gracias a ti por tu amistad

  • 3. Teresa J.  |  13 de agosto del 2013 a las 15:09 pm

    Creo que es un tema que crea muchas polemicas,lo unico que se es que no hay que culpabilizar a las madres que no pueden producir leche materna en su organismo. Un abrazo.

Deja un comentario

Requerido

Requerido (permanecerá oculto)


+ 6 = once

Subscríbete a los comentarios via RSS

css.php