Crecer feliz
Mama a la ultima

Archivo de Diciembre, 2013

12 / Diciembre / 2013

Series de tu niñez para ver con tu hijo

 

(ADVERTENCIA: ESTE POST CONTIENE UN USO ALEGRE DE MAYÚSCULAS Y EXCLAMACIONES)

Ya sabéis que me encanta que mis amigos escriban en este blog. Ya sabéis que A-DO-RO a GABRI CALZADO, mi cómico favorito, un showman espléndido, un chico muy simpático y muy mono y muy buen hijo. Gabri Calzado  ya escribió aquí y ¡HOY REPITE! Hoy es un día muy especial para él porque ¡estrena programa en Canal + Series! El programa se llama Supercuts y es supercute, como él. Lo presenta junto a Manu Piñón y mostrará los videos más curiosos y simpáticos de las series de televisión. Convoco a todas las madres que me siguen a que permanezcan atentas a sus pantallas hoy, jueves, 12 de d¡ciembre a las 20.45 en Canal + Series.

 

Gabri y Manu

Manu y Gabri están más delgados en la vida real

 

Ahora, sin más preámbulos, os dejo con Gabri Calzado, que habla de las series de dibujos de su infancia que volvería a ver con su hijo, si se llegara a reproducir, o con cualquier familiar / amigo menor de 20 años. Cuando lo leí, LLORÉ (de risa, de nostalgia, de ternura…)

 

LOS FRUITIS

¿Qué te enseñaban?
Que con tu grupito de amigos puedes llegar donde quieras, da igual que tus amigos sean humanos o frutas transgénicas con 1.35 metros de altura. También, que las frutas pueden ser amigas de una niña vestida con dos trapos verdes y a nadie parece importarle demasiado.

Los nombres de los personajes estaban pensados con ahínco y entusiasmo; que era una fresa, Fresón, que tiene una mochila, Mochilo, que es un cactus y pincha, Pincho. Exceptuando el protagonista absoluto, que era una piña con sombrero que hablaba andaluz y se llamaba… ¡Gazpacho! ¿WTF?

Los Fruitis viajaban por todo el mundo (ya me dirás de donde sacaban la pasta) y visitaron, China, París, Canadá… pero por mi profesión quiero destaca cuando viajan a Estados Unidos y conocen a un rábano, que se llama…¡Rábano! Que es un fruitti que trabaja en el mundo del cine y lleva Converse.

 

Rábano

Sin duda una buena serie, amable y muy fácil de ver, aunque OJO, siempre he pensado que ver esta serie es lo peor para que vuestros hijos coman fruta.

-¿Venga hijo, cómete este platanito?

–¿A mi gran amigo Mochilo? ¡Asesina!

(Apunte de la autora de este blog: ¿Y qué me decís del señor Nabo? Ahí lo dejo)

 

 

ÉRASE UNA VEZ EL CUERPO HUMANO

¿Qué te enseñaban?


TODO. Te enseñaban absolutamente todo lo que había que saber sobre el cuerpo humano. Yo no creo que haya aprendido nada más del cuerpo desde que vi la serie. Es posible que haya dado algunas clases prácticas de algunos temas, pero la base es de esta serie.

Érase una vez el cuerpo se adentraba en el cuerpo y te mostraba la de cosas que hay en él y lo primero que sabes es que está lleno de bichitos con ojos graciosos, mini naves espaciales y malvados con corte de pelo de tronista y nariz roja. ¿Qué más quieres?

 

érase una vez el cuerpo humano

Te mostraba de manera didáctica como las neuronas corrían de un lado para otro llevando información, como los glóbulos llevaban el óxigeno y la sal ¡¡estaba representada por un salero!! Eran dibus bonitos de ver y yo además estaba enamorada de la niña morena que salía. Conocí mi cuerpo y mi primer amor (televisivo). Lo que te digo, la repera.

(Apunte de la autora de este blog: Yo también aprendí aquí todo lo que sé del cuerpo. Humano. Ahí lo dejo).

 

 

D´ARTACAN Y LOS TRES MOSQUEPERROS

¿Qué te enseñaban?

Pues que uno para todos y todos para uno… Guau! La famosa obra de Alejandro Dumas protagonizada por perros, ¿no es una genialidad? Como D´Artagnan es difícil de decir, pues D’Artacan y ya está. Y para rematar, mosqueperros!! Ya no se razona así en las series.
Te daban ganas de leer la novela, de comprarte un perro y de sacarlo a hacer sus necesidades todos los días sin rechistar. Los dibujos es cierto que tenían movilidad reducida y que muchas veces se quedaban con la boca abierta mientras el personaje soltaba una parrafada, pero lo importante el mensaje: Sé leal y estate cerca de tus colegas.

 

dartacan

Las series actuales van de bichos que salen de bolas y se dan de leches en un ring para ser el mejor, para machachar al rival y dejarlo tirado en una cuneta. Mucho mejor perros con espadas, dónde va a parar.

(Apunte de la autora de este blog: La mala de esta serie era una gata, Milady. Una gata de esas tan monas que pululan por internet. Ahí lo dejo).

LA VUELTA AL MUNDO DE WILLY FOG

¿Qué te enseñaban?

Te enseñaban el MUNDO, así con mayúsculas y sin exageraciones. Si hoy tengo espíritu viajero, estoy seguro que en parte es por Willy Fog, me fascinaba y me tenía pegado a la tele mientras me comía una manzana, que acababa poniéndose fea en la mesa porque pasaba de ella.

Me parecía apasionante todo, el traje de Willy Fog, que es todo un señor, la apuesta que hacía (“faltan huevos de dar la vuelta al mundo”) y todos los lugares por los que viajaba, descubriendo cosas chulísimas. Yo quería ser Willy Fog.
Sólo tenía una cosa que me irritaba un poco, Tico, la especie de rata andaluza que viajaba con él y siempre tenía que meter alguna morcilla graciosa. Eso sí, me encantaba el reloj solar que tenía y que sirvió para sacar de apuros a nuestros amigos en más de una ocasión.

 

Willy Fog

En mi recuerdo queda cuando en la India tienen que salvar a la Princesa Romi de una pira, cuando iba a ser quemada viva (WTF, serie para niños?), es un momento que tengo marcado. Además la Princesa Romi estaba buenísima, para ser un dibujo animado, claro está.

Soy Willy Fog apostador…

(Apunte de la autora de este blog: ¿Por qué todos los personajes graciosos de las series para niños son andaluces? El bien que haría para la amistad entre españoles que fueran catalanes, vascos o extremeños. Ahí lo dejo)

 

 

LOS TROTAMÚSICOS

¿Qué te enseñaban?

Que existía la gente que cantaba antes de Operación Triunfo, La Voz, Tú si que vales… Cuatro animales, que los pobrecicos (por hache o por be) no son felices, se encuentran en Bremen y deciden formar un grupo de música.

Se establecen en un caserón, ocupado por unos ladrones, a los que logran echar y se montan su estudio para componer y esas cosas de músicos. Aparte de dar bolos, el grupo se dedica a defender Bremen, cuidar del bosque y luchar contra los ladrones, que quieren recuperar el caserón. Un no parar, vamos.

Pocos grupos que yo conozca pueden colocarse uno encima de otro como sucede con los trotamúsicos. Ya me gustaría a mí ver a los Auryn posar de esta guisa. Es un arte al alcance sólo de los mejores.

TROTAMÚSICOS
Me gustaban tanto que incluso tuve un perro que se llamaba Lupo, ahí es nada.

(Apunte de la autora de este blog: JAJAJAJJAJAJA. Ahí lo dejo).

 

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 Comentarios

4 / Diciembre / 2013

Gatos, Asia, niños y libros

De los vídeos y fotos de gatos en internet se dice: “Es como porno para gente que no ve porno”. Los gatos enganchan, emocionan, excitan. Yo no tengo gato pero mi hermana sí. Mi hermana es una perfecta PANK (Professional, Aunt, No Kids) que mima a mi hijo y amenaza con adoptarlo cuando ejerzo de madre despistada y pasota. Mi hermana y su chico, Pablo, adoran a mi hijo y lo pasean, lo llevan a sitios chic, le compran ropa de marca y le preparan minihamburguesas gourmet. Y tienen un gato. Una gata, GLENDORA. Glendora y mi hijo se atraen y se tienen miedo a partes iguales.

 

Gato y niño

Mi hijo, el peluche del cole y la gata Glendora

 

Niños y gatos. Una combinación explosiva que ya es radioactiva si añadimos Asia. Ya sabéis que los asiáticos adoran a los gatos, que triunfan en la redes sociales y pueblan las gatotecas, esos cafés en los que hay felinos que se pueden acariciar y ‘adoptar’ (en Madrid hay una Gatoteca en Lavapiés).

 

gatoteca

 

Gatos, niños, Asia. Me voy por las ramas para hablar de LATA DE SAL, una editorial que me encanta y de la que ya he hablado  aquí y aquí. Tienen dos colecciones, GATOS y VINATEG. GATOS reúne los mejores libros ilustrados de mininos, todos ellos con unos protagonistas cuanto menos enigmáticos. En la colección VINTAGE se incluyen libros que han sido escritos o ilustrados en cualquier lugar del mundo hace más de 30 años. Hoy os traigo dos libros preciosos de LATA DE SAL que vienen de Asia, esa parte del mundo que nunca dejará de sorprendernos, que nunca acabaremos de entender.

 

Lata de sal Gato

 

 

Mi gato siempre me imita. Su autora es Kwon Yoon-duck (Corea del Sur, 1960). En 1993 buscaba un libro de ilustraciones para regalar a su hijo y, como no encontró el que le encantara, decidió escribirlo e ilustrarlo ella misma. En 1998 cursó estudios de dibujo chino. El estilo de Kwon Yoon-duk intenta transmitir el espíritu de las ilustraciones clásicas coreanas, con pincel fino y borde dorado. Esta técnica, muy apreciada en Asia, es sin embargo desconocida en España. Una buena ocasión para conocerla y disfrutar de esta fantástica historia.

.

 

Hipopotamo Lata de sal

Un hipopótamo en mi bañera. Aquí no salen gatos. ¿Cómo es posible que nos vendas gatos y no haya gatos? Hay un hipopótamo, pingüinos, patitos, tortugas, focas y hasta una ballena pero gatos monos, no. Pero la autora y la ilustradora son japonesas. Kyoko Matsuoka y Akiko Hayashi son muy conocidas en el país nipón y publicaron este libro en los años 80 y fue un gran éxito. Ahora llega a España de la mano de LATA DE SAL. Os va a encantar.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 Comentarios

css.php