Crecer feliz
Mama a la ultima

Archivo de enero, 2014

29 / enero / 2014

Lila Grace Moss, la hija de Kate

Para mi generación, Kate Moss es LA MODELO. Es nuestra Twiggy. Su trayectoria e influencia en la moda actual es incontestable. Y ella es especial, electrizante, transgresora, única.  Desde el suburbio londinense en el que fue descubierta por la agente Sarah Lucas, Kate ascendió hasta el cielo de la moda. Un dato: un retrato de la británica realizado por el artista Chris Levine  superó las 115.000 libras en la concurrida subasta organizada por Christie’s. Las fotos en las que aparecía escuálida en las campañas de Calvin Klein, sus novios famosos y atormentados, su resurrección de la mano de Alexander McQueen tras su escarceo con las drogas… Su vida es la de una estrella del rock’n roll. Ahora, superados los 40, Kate se recoge sobre sí misma, y pasea a su hija Lila Grace, nacida en 2002, por Londres, París y Singapur. Ella ha heredado el estilo de su madre, su allure. Por eso este post de la hija de mi modelo preferida, con tres looks fantásticos en los que puedes inspirarte.

 

.

 

Lila

Cazadora de polipiel de Zara (39,95 €), vestido marinero de Soeur (34 €), zapatillas Golden Goose (CPV), foulard de estrellas de ZEF (31 €) y gafas de sol de Finger in the Nose (CPV).

 

Kate Moss, Jamie Hince, and Lila shop for Art in Paris - Part 2 **USA ONLY**

 

Lila2

Beisbolera de Zara (15 €), Sudadera con herradura de Zef (23 €), pantalón de terciopelo de American Outfitters (43 €) y zapatillas con velcro de Feiyue (49 €).

 

Kate Moss y su hija paseando por Londres

 

Lila3

Suéter de Little Eleven Paris (39 €), vestido vaquero de Merveilles (29 €) y sandalias marrones de Pom D’Api (48 €).

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

1 comentario

19 / enero / 2014

Poesía para niños

¿La poesía es para niños? ¿Se entienden los pequeños y los versos? Creo que sí, creo que mucho. La poesía es juguetona y a los niños les encanta jugar con las palabras, con su sonido y su resonancia. Los versos pueden habitar en el silencio pero son ideales para leerse en voz alta en compañía de las personas que quieres. No puedo evitar acordarme de Gloria Fuertes cuando hablo de este tema, de su voz de cazallera, de su corbata y de sus rimas surrealistas (‘El camello se pinchó/Con un cardo en el camino/Y el mecánico Melchor/Le dio vino’). Eso es lo que tiene crecer con Un globo, dos globos, tres globos y tener en casa varios de sus libros, El camello cojito, entre ellos. Ella también escribió para adultos una obra casi desconocida y dijo aquello de ‘cuando el amor no dice la última palabra está escrito el poema’.

 

Camello

 

Recuerdo a Gloria Fuertes porque voy a hablar de una antología de poemas que la también poeta Mar Benegas ha recopilado para disfrutar en familia: 44 poemas para leer con niños (Litera Libros). Es una preciosa selección en la que hay versos de amor, historias de lugares reales e imaginarios, animales y plantas, recuerdos y cuentos. Son poemas que vienen de España, Colombia, Chile, Argentina, México, Perú, Uruguay, Venezuela y Cuba y que, como dice Mar Benegas, quieren recordar “…lo hermoso que es compartir la lectura en voz alta: el vínculo que se genera es de los que perduran en la memoria. Recordad que cuando vuestra familia ríe, lee, juega, recita, conversa o piensa junta, está construyendo recuerdos”.

 

44-poemas-para-leer-con-niños

 

Visitad la página web de Mar Benegas, Caracolas Onduladas. Allí podréis ver otras de sus maravillosas obras como No es fácil vivir con un tigre, A lo bestia o Abecedario de un cuerpo imaginado. Y leed poesía con vuestros hijos. Porque ellos recordarán las palabras, y también vuestra presencia, vuestra voz y vuestro amor a través de las rimas que os aprendáis de memoría. Y porque, como decía Gloria Fuertes, “la poesía puede deshacer el odio del corazón”.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

5 Comentarios

css.php